Guías Culturales

El Park Güell (III)

Bancos de la Plaza- Park Gëll

2.7. Caminos de serpiente.

No solamente el banco serpentea: todos los caminos del Park lo hacen, y también los porches y los viaductos. Para trazarlos se tuvieron que retirar, con grandes trabajos y gastos, varias zonas rocosas; en ello trabajaron 14 albañiles y sus ayudantes. Gaudí declaró: “El objetivo es aumentar y hacer más cómodas las comunicaciones de los distintos lugares del Park, utilizando únicamente los materiales propios del terreno”. Por la izquierda de la plaza del teatro se accede fácilmente a tres porches consecutivos. En la primera, que se alarga por detrás de la Casa Güell –actualmente una escuela pública-, todas las columnas son diferentes y de una sobresale una figura conocida con el nombre de la Lavandera, que, según parece, antes llevaba en la mano una pala de picar la ropa. Tiempo atrás, la fiesta de las lavanderas, como la de los hoteleros, se celebraba el día 29 de julio, Santa Marta. Sin embargo, dada la visión del mundo de Gaudí y su interés por mezclar elementos católicos con otros iniciáticos, la figura hace pensar que también representa la Hermana Masona.

Rampa circular- ParkRampa circular.

El propio porche ya es sorprendente: las columnas exteriores se inclinan hacia centro para sostener la presión del desnivel de la tierra y forman una bóveda muy larga de piedra que, de forma sorprendente, engloba el pasillo casi en círculo, igual que una ola. Se trata de una ola que arropa y protege, como si fuera un túnel, el pueblo de Moisés, mientras el ejército del faraón los perseguía en su famoso paso por el Mar Rojo. Existe una relación entre la ceremonia de admisión de la hermana Masona y distintas citas bíblicas que evidencia la profunda relación entre contenido simbólico y arquitectura que muestran las obras de Gaudí.

Al final de este pórtico empieza el segundo formado por un semicírculo de columnas, que son altos remolinos en crecimiento helicoidal, como el de algunos árboles, y que parecen copas de cristal para el Brindis, propio en los Banquetes de Amistad que se celebraban con gran animación los solsticios de invierno y de verano, que son fiestas principales de la orden.
Debajo del Pórtico del Brindis está el Pórtico tercero, clara manifestación simbólica de la unión que debe de haber entre los hermanos, y del apoyo que los fuertes deben dar a los demás. Este Pórtico hace pensar en las festivas torres humanas que en aquel tiempo eran sólo típicas de Valls, población del Campo de Tarragona. Los tres Pórticos son naturalistas, en el sentido gaudiniano de obedecer las leyes de la naturaleza y hacer imitaciones de lo natural, como la ola, e incluso, como en el caso de las copas, de lo artificial.

Por los mismos pórticos se regresa a la Vía principal, que es la más ancha de más de diez metros. Por su mismo trazado discurrían los canteros que tallaron la piedra local. También puede verse una serie de piedras esféricas. Corresponden a las cuentas de un rosario gigante, del cual unas están en fila, otras esparcidas por el parque y otras han desaparecido. Dicen que Gaudí lo rezaba siguiendo el recorrido de las piedras.

ViaductoEsta vía pasa por delante de la Casa-Museo Gaudí, y, girando a la derecha, se llega al primer puente o viaducto en curva, llamado de Abajo. Tanto este viaducto como los otros, el Medio y el Alto, están sostenidos per pilares cilíndricos de ladrillo, revestidos de piedras del lugar, aunque también se pueden encontrar piedras sin desbastar formando columnas. Naturaleza y artificio se compenetran, y al anochecer la confusión es perfecta.

Por la vía principal se llega a la puerta que da a la carretera del Carmelo, la más usada por la mayoría de visitantes que van al Parque con transporte público o autocares.
C. Kent y D. Prindle destacan con todo rigor la síntesis admirable de estilos arquitectónicos, devoción religiosa, orgullo nacional avance tecnológico y sentido utópico dentro de las bellezas naturales del parque.

2.8. Casa Güell.

Gaudí se encargó de habilitar someramente la casa Muntaner para Güell y su familia, con un porche, un arco de acceso a la capilla y un invernáculo; y en el salón se instalaron las telas neoclásicas de El Vigatà, con figuras de Apolo, Mercurio y otros dioses griegos. La Casa Güell se convirtió enseguida en el punto más sobresaliente de la ciudad, y acogía desde miembros de la familia real a menestrales y obreros. En esta casa murió el Conde Güell el 8 de julio de 1918.

2.9. Casa Trías.

El abogado Martín Trías Domènech hizo construir al arquitecto J. Batllevell, su casa, de estilo modernista (1906), en dos parcelas de un lugar elevado del Parque, que Gaudí le aconsejó por sus vistas y porque lo escarpado del monte permitiría salidas al bosque por abajo y por la terraza trasera, lo que supone otra inteligente innovación gaudiniana.

2.10. Casa Gaudí.

La actual Casa-Museo Gaudí era antes, simplemente, la casa de Gaudí en el parque, que se construyó en 1903-1904, como modelo para enseñar a los compradores. En vistas que a principios de 1906 aún no estaba vendida, según se dice, Gaudí la compró. Es un típico chalet modernista, junto a la vía principal construido por Francisco Berenguer, primer ayudante de Gaudí, en un terreno abrupto, con jardín escalonado. Consta de sótano escalonado y cueva con fresquera, y tres plantas, torre de tres cuerpos, con flecha, cruz y veleta. La segunda planta tiene un bonito balcón de hierro, así como chimeneas muy gaudinianas, que recuerdan por su forma setas del tipo comenillas. Diversos detalles como la pérgola denotan una intervención directa de Gaudí en la obra.
Gaudí vivió allí hasta el 1925 cuando se trasladó a la Sagrada Familia, donde residió hasta su muerte el 10 de junio de 1926.

Esta casa fue comprada por los Amics del Park Güell  y se inauguró en 1963 como Casa–Museo Gaudí, de gran interés, con muebles, maquetas, dibujos y recuerdos personales del arquitecto, así como de sus colaboradores, artistas relacionados con él y amigos.

Ver otros artículos: Park Güell- (I)  – 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.