Rutas

El Gótico en La Rioja

-Gótico en la Rioja

El Gótico en La Rioja.

La arquitectura gótica encuentra sus mejores ejemplos en los templos, ermitas y monasterios de La Rioja Alta, así como en los castillos y palacios fortificados, cuyos testimonios se reparten por toda la Comunidad.

Las artes figurativas evolucionan hacia un naturalismo cada vez mayor. Además de las imágenes de vírgenes y crucificados, encontramos escultura gótica en portadas, capiteles, sepulcros y sillerías de coro. La pintura decora muros y retablos, en los que se narran escenas sagradas. Por último, la orfebrería ofrece bellísimas cruces procesionales, custodias y relicarios, realizados en metales preciosos de gran valor.

Capitel Monasterio Salvador

Capitel Monasterio Salvador de Cañas

El arte gótico en La Rioja ofrece sus primeras manifestaciones a partir del siglo XIII y se prolonga hasta principios del XVI. Las técnicas constructivas románicas evolucionan para crear edificios de mayores dimensiones en los que predomina la verticalidad. Los contrafuertes y arbotantes aligeran el peso de los muros, que son sustituidos por grandes ventanales que permiten iluminar el interior. Se utilizan los pilares fasciculados, el arco apuntado en los vanos y la bóveda de crucería en las techumbres. La decoración monumental se reduce a los pórticos de las iglesias y los capiteles, en los que aparecen motivos vegetales y escenas de la Historia sagrada. Aunque predominan las construcciones religiosas, también existen interesantes ejemplos de arquitectura civil y militar.

ARQUITECTURA RELIGIOSA.

Santo Domingo de la Calzada constituye una de las principales etapas del Camino de Santiago a su paso por La Rioja. Visita obligada de los peregrinos jacobeos es la tumba del santo, custodiada en la Catedral del Salvador, un bello ejemplo de la arquitectura gótica. Dividida en tres naves con capillas en las laterales, esta catedral presenta los elementos más antiguos, de estilo románico, en la cabecera con girola, propia de las iglesias de peregrinación. En la portada de los pies, encontramos un pórtico de carácter fortificado, que debió ser una de las entradas de la muralla que envolvía la ciudad y que todavía conserva parte de su trazado original levantado en época de Pedro I el Cruel. Cerca de la catedral se encuentran el antiguo Hospital de Peregrinos y la Casa del Obispo Juan del Pino, transformados en Parador Nacional y Oficina de Turismo de la localidad, respectivamente.

Santa maría de palacio- Gótico en la Rioja

Santa María de Palacio

En Logroño, la iglesia de Santa María de Palacio fue construida en el lugar que ocupaba el palacio que donó Alfonso VII de Castilla a la Orden del Santo Sepulcro. Proyectada en estilo románico, se cubrió con bóvedas góticas y en la actualidad se conserva del edificio original el tramo de los pies y la aguja del crucero.

Esta pirámide octogonal de influencia normanda constituye el resto más monumental y representativo del gótico del XIII en La Rioja, próxima se halla la de San Bartolomé, cuya portada de finales del siglo XIII – principios del XIV constituye el más bello ejemplo de escultura monumental de La Rioja. La iconografía recoge escenas de la vida del Santo, inspiradas en la Leyenda Dorada. En el interior del templo , hay que visitar los sepulcros de los Cabredo, del siglo XIV.

Casa del obispo

Casa del obispo

Otros ejemplos de arquitectura religiosa son las ermitas de Sorejana de Cuzcurrita y de San Juan o de la Vera Cruz en San Vicente de la Sonsierra, ambas protogóticas de comienzos del XIII, las iglesias parroquiales de Foncea y Grañón, o Santa María la Mayor de Ezcaray, iglesia fortificada del siglo XIV que en su interior presenta una galería decorada con los escudos en piedra de los señores de la villa. Su retablo mayor, escultórico, es uno de los escasos de estilo gótico conservados en La Rioja.

ESCULTURA.

La Rioja conserva abundantes muestras de imaginería de los siglos XIII, XIV y XV en madera policromada: Cristos crucificados y dolientes (Leza, Jubera, san Miguel de Alfaro, Fonzaleche, Gallinero de Cameros, Ochánduri, Ojacastro, Nalda), Vírgenes sedentes de rasgos dulces con el Niño sobre su rodilla (Ábalos, Ribafrecha, Cañas, Leza, Briones, Sajazarra, Quintana, Peroblasco, Baños de Río Tobía, Jubera, Ausejo, Berceo, Santa Coloma…) y tallas de madera policromada como el Santiago de la iglesia de su nombre en Logroño, San Pedro y San Juan de Valgañón, Santiago peregrino de Jubera y san Andrés de Leza. Importadas de Flandes fueron la Verónica de la catedral de Santo Domingo de la Calzada y la Magdalena de Castañares de Rioja.

El mejor ejemplo de pintura gótica riojana son las Tablas de San Millán, procedentes de Suso, que se custodian en el Museo de La Rioja. Se trata de dos puertas de finales del siglo XIV que servían de cierre de un retablo en cuyas caras aparecen pintadas al temple diversas escenas de la infancia de Cristo, la Virgen y la vida de San Millán, narradas en forma de “tebeo”, con viñetas y leyendas explicativas.

Los restos pictóricos más abundantes son de cronología tardía, siglo XV o principios del XVI, como el retablo de Torremuña o el de la capilla de Santa Teresa de la catedral de Santo Domingo. También se conservan algunas obras importadas de Flandes y los Países Bajos, como la Sagra de Santa Ana o la Misa de San Gregorio, ambas en el museo de La Rioja.

MONASTERIOS.

Sepulcro -Urraca-Gótico en la Rioja

Sepulcro de Doña Urraca

Durante la Baja Edad Media se multiplicaron las fundaciones monásticas en La Rioja, creando nuevos cenobios o renovándose los existentes. Santa María del Salvador de Cañas fue la primera construcción riojana de estilo gótico pleno. Fundada por don Diego López de Haro en 1170, su construcción data de 1236. El claustro ocupa el centro del monasterio y a su alrededor se distribuyen las dependencias. La Iglesia, que se construyó en el siglo XVI, presenta una cabecera de tres ábsides con grandes ventanales ojivales en dos alturas. A la sala capitular se accede a través de un pórtico decorado con motivos vegetales y en su interior se alberga el Museo del Monasterio, en el que se encuentra el sepulcro de Doña Urraca López de Haro, hija del fundador y abadesa del convento; en la tapa aparece la finada y en los laterales se han representado escenas de su entierro.

El monasterio de Santa María la Real de Nájera se rehace de nuevo entre 1431 y el siglo XVI. Su fundación por el rey Don García en 1052 se atribuye a un hecho milagroso: la aparición de una imagen de la Virgen en aquel lugar, al que llegó el monarca persiguiendo un halcón. Sobre la cueva en la que la leyenda sitúa los hechos, se edificó la iglesia que, por su estrechez, recuerda modelos prerrománicos. Al exterior, la cabecera semeja una fortaleza por los contrafuertes cilíndricos. En Santa María se encuentra el Panteón de los reyes de Navarra, el Claustro de los Caballeros, con bellas tracerías platerescas, y una magnífica sillería de coro en la que se ha representado al rey Don García, vestido de guerrero medieval, en el respaldo de la silla abacial.

Misa- de -san GregorioSanta María de Valvanera fue reconstruido en el siglo XV, tras sufrir un incendio, según modelo muy similar al de Nájera. El monasterio, situado en un enclave natural de gran interés, guarda una talla románica de la Virgen de Valvanera, patrona de La Rioja.

En algunas iglesias y ermitas de La Rioja se conservan cruces procesionales, copones, custodias y relicarios de finales de la Edad Media, realizados en plata y bronce dorado, entre los que sobresale la Custodia del Ciprés, donada a la catedral de Calahorra por Enrique IV en 1462. El Arca delas Reliquias de San Formelio de Bañares, de mediados del XIV, se considera una pieza única de la esmaltería riojana; su armazón de madera está recubierto por bronce y esmaltes, que representan motivos heráldicos, vegetales, animales fantásticos y figuras humanas.

ARQUITECTURA MILITAR.

En La Rioja, como comarca fronteriza entre Castilla y Navarra, fueron habituales las construcciones defensivas durante los siglos XIII, XIV y XV. En algunos casos se trata de simples torres fuertes que controlaban los pasos de entrada o salida de una población (Anguciana), en otras son castillos –fortaleza construidos sobre un cerro (San Vicente de la Sonsierra, Cornago) o auténticos palacios fortificados, como los de Cuzcurrita, Leiva, Agoncillo o Sajazarra.

También la construcción de puentes fue fundamental y, aunque han sido modificados posteriormente, podemos considerar de origen medieval el que atraviesa el Ebro en Briñas, que enlazaba Haro con la Sonsierra, y el que unía San Vicente con Briones, que mantiene su trazado medieval a pesar de las reconstrucciones. De menor envergadura es el de Puente de Hiedra sobre el Najerilla, en Ventrosa.

 

https://www.larioja.org/cultura/es

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.