Volumen II del “Catálogo razonado de los dibujos de Francisco de Goya”
Liceus - Especialistas en Formacion Online en HUMANIDADES

Setup Menus in Admin Panel

Catálogo razonado de los dibujos de Francisco de Goya

La Fundación Botín y el Museo Nacional del Prado han presentado el miércoles 5 de diciembre, en el Auditorio del Centro Botín, el Volumen II del “Catálogo razonado de los dibujos de Francisco de Goya”, siendo éste el primer volumen que se publica de una investigación pionera y sin precedentes que culminará con un compendio de cinco tomos.

En el acto intervinieron Javier Botín, presidente de la Fundación Botín; Miguel Falomir, director del Museo Nacional del Prado; Jose Manuel Matilla, Jefe de Conservación de Dibujos y Estampas del Museo Nacional del Prado, y Manuela B. Mena Marqués, Jefe de Conservación de Pintura del Siglo XVIII y Goya del Museo Nacional del Prado y miembro de la Comisión Asesora de Artes Plásticas de la Fundación Botín.

Declaraciones de los intervinientes:

Javier Botín, Presidente de la Fundación Botín.

  • Este estudio en profundidad de la obra dibujada del que, sin duda, es uno de los más grandes maestros del dibujo de la Historia del Arte, es la culminación de la línea de investigación que la Fundación Botín inició en 2005 y que, desde entonces, ha sido uno los ejes principales de nuestro programa de Artes Plásticas.
  • El dibujo ha sido uno de los ejes de la labor expositiva de la Fundación Botín. Al terminar la investigación de cada artista, la Fundación siempre organizaba una exposición comisariada por quién hubiera dirigido la realización del catálogo. Esto ha convertido a Santander en un lugar indispensable en lo que se refiere el dibujo español, y no podemos negar que, eso, es algo de lo que estamos muy orgullosos.
  • El proyecto y sus resultados son fruto de la colaboración público-privada entre la Fundación Botín y el Museo Nacional del Prado, basada en el respeto y la confianza mutuos. Y lo quiero subrayar, ya que este es un común denominador de todo lo que hacemos en la Fundación Botín y que, sin duda, debe repetirse. Sin este tipo de colaboraciones no podríamos afrontar como sociedad los importantes retos que el futuro nos presenta.

Miguel Falomir, Director del Museo del Prado.

  • Este volumen va a ser un hito historiográfico e editorial. Creo que es el más ambicioso de los realizados hasta la fecha por su propia fisicidad, por el volumen de dibujos estudiados y por la envergadura del artista, considerado uno de los grandes colosos del arte occidental.
  • Nosotros estamos particularmente muy agradecidos a la Fundación Botín porque ésta es una colaboración de larga duración y porque la Fundación ha demostrado un interés real por lo que es el Arte. Una de las cosas que apreciamos particularmente es su interés por impactos de menor impacto mediático dentro de las colecciones del Prado. Todos saben que el Museo del Prado es una excelente pinacoteca. Probablemente, una de las mejores del mundo. Pero menos saben que tiene también una magnífica colección de esculturas y una extraordinaria colección de obra sobre papel. Estas dos áreas han sido objeto de atención preferente por parte de la Fundación.

José Manuel Matilla, Jefe de Conservación de Dibujos y Estampas del Museo Nacional del Prado.

  • Un catálogo razonado es la máxima expresión de la labor de un conservador de museos. Muchas veces trabajamos a través de libros y archivos… Algunas veces nos olvidamos de las propias obras. Y cuando tenemos el privilegio de trabajar directamente con los originales, con las obras, de darles mil vueltas y sobre todo de conversar con los colegas, yo creo que es una de las cosas más fructíferas. Otra parte que hemos incluido son los dibujos que no conocemos, pero sabemos que se hicieron. Hemos estudiado lo que es, lo que no es y lo que debería ser. Y aquí queda incluido para que se entienda muy bien a Francisco de Goya.
  • Nosotros hemos empezado la casa por los cimientos y estamos trabajando en orden estrictamente cronológico en la obra de Goya. Hemos empezado por lo más antiguo y así vamos a hacer a lo largo de cuatro volúmenes en los que vamos a analizar aproximadamente los mil dibujos que componen la obra de este artista.
  • Afortunadamente, en este primer volumen, apenas hay siete dibujos catalogados como Goya y que hoy en día no los consideremos. Y hemos hecho algo novedoso que ha sido no poner al final, como se hace en muchos casos, “estos dibujos no son de Goya”, sino que los hemos incluido y los hemos estudiado en el mismo lugar que les correspondía si hubieran sido de Goya. No hay nada mejor que contarlo en su lugar preciso y en su contexto para demostrar que no lo son. En ese sentido, hemos descartado un dibujo de nuestra propia colección, el “El exorcismo de San Francisco de Borja”, que se consideraba de Goya y que nunca se había puesto en duda. Además, se han descatalogado otros seis.

Manuela B. Mena Marqués, Jefa de Conservación de Pintura del Siglo XVIII y Goya del Museo Nacional del Prado y miembro de la Comisión Asesora de Artes Plásticas de la Fundación Botín.

  • En este trabajo colaborativo, a parte de estudiar a Goya, nos hemos divertido mucho… y eso es parte de nuestro trabajo. Goya era una persona optimista y divertida, con sentido del humor. Un sentido del humor que no perdió hasta el final de su vida, tal y como queda de manifiesto en sus cartas.
  • Me sentía segura en el campo de los dibujos porque fue mi primera formación y, afortunadamente, en el dibujo italiano porque es la base del conocimiento de todo el dibujo. Y eso mismo le pasó a Goya. Goya no es en el campo del dibujo un artista español, sino que se forma en la academia de Roma y en la academia francesa. Y ese conocimiento se muestra muy claramente en el “Cuaderno Italiano”.
  • El trabajo de dibujo de Goya es impresionante por su capacidad técnica. Muy pocos logran conseguir lo que él consigue con una sola línea, y eso también lo vemos al final de este trabajo y lo consideremos. Su capacidad de síntesis, su abstracción, el movimiento que representa a los personajes por dentro y por fuera… eso se ve muy bien aquí.

La Fundación Botín y el Museo Nacional del Prado presentan el primer tomo del “Catálogo razonado de los dibujos de Francisco de Goya”.

  • La publicación, denominada Volumen II, recopila los dibujos de la primera parte de la carrera de pintor aragonés comprendida entre 1769 y los primeros años de la década de 1790.
  • Ambas instituciones desarrollan conjuntamente esta exhaustiva investigación que incluye la catalogación de prácticamente un millar de dibujos del artista.
  • El proyecto se completará con la edición de cuatro tomos más y una exposición temporal que tendrá lugar en el Prado en noviembre de 2019, y que complementará a la que ya tuvo lugar en el Centro Botín en 2017.
  • Desde el año 2006, la Fundación Botín promueve el estudio, la publicación y la exposición de los dibujos de los principales artistas españoles.

Francisco de Goya-2Se trata de una publicación que recoge la producción de dibujos de la primera parte de la carrera de Goya, desde su viaje a Italia, que tuvo lugar entre la primavera de 1769 y la de 1771, hasta ejemplos de los primeros años de la década de 1790, cuando inició sus libros de dibujos y los aguafuertes de los Caprichos. Esta obra es el primer tomo de una investigación pionera y sin precedentes que culminará con un compendio de cinco tomos. El “Catálogo razonado de los dibujos de Goya” es una publicación llamada a convertirse en herramienta de trabajo y consulta fundamental sobre el artista y el dibujo español.

La Fundación Botín, que apoya desde el año 2006 el estudio, la publicación y la exposición de los dibujos de los principales artistas españoles, promueve ahora la edición de este catálogo de Goya, cuyo estudio ha recaído en varias áreas de conservación del Museo Nacional del Prado, que como es sabido ha dedicado una gran parte de su trabajo a la obra del artista. José Manuel Matilla, jefe del departamento de Dibujos y Estampas del Museo del Prado, y Manuela B. Mena Marqués, jefa del Área de Conservación de Pintura del siglo XVIII y Goya del mismo museo, han sido los directores de este tomo que recoge textos de Virginia Albarrán, Juan Carrete Parrondo, José Manuel Matilla, Gudrun Maurer, Manuela B. Mena Marqués y Gloria Solache.

La excelente relación entre la Fundación Botín y el Museo Nacional del Prado ha permitido desarrollar este exhaustivo proyecto de investigación que abarca la catalogación, en su caso, de los más de 520 dibujos de Goya pertenecientes al Museo Nacional del Prado. Además, el estudio incluye otros 400 dibujos del artista, presentes tanto en colecciones particulares como en los fondos de cuarenta instituciones internacionales entre las que se encuentran el Rijksmuseum de Amsterdam, el Art Institute de Chicago, el Museum of Fine Arts de Boston, el British Museum de Londres, el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, el Musée du Louvre de París o el Hermitage de San Petersburgo, entre otros.

Francisco de Goya-3
Cabeza de ángel
Goya
Sanguina sobre papel verjurado. 451 x 350 mm.
1772
Madrid, Museo Nacional del Prado

Considerados “el diario visual del propio Goya”, los dibujos del artista zaragozano ponen de manifiesto su universo interior y expresan su peculiar visión del mundo. Asimismo, refuerzan la faceta de dibujante de uno de los maestros más fecundos e influyentes de la historia del arte. La importancia de los dibujos en el conjunto de la producción artística de Goya (1746-1828) es comparable a la de sus pinturas y estampas, tanto desde un punto de vista cuantitativo como por su relevancia en la renovación formal y técnica del arte del dibujo a fines del siglo XVIII.

En este volumen destacan cuatro grandes conjuntos pictóricos: el Cuaderno italiano, los contenidos en las cartas a Martín Zapater, los dibujos preparatorios para sus pinturas y cartones de tapices y los relacionados con el grabado, que en estos años culminan con los dibujos preparatorios para los aguafuertes basados en las pinturas de Velázquez.

El catálogo comienza con el Cuaderno italiano (cat. 1). Se trata de una obra compleja, fechada entre 1771 y 1788, que se estudia página a página pero que mantiene la unidad formal de la doble paginación a la que obliga su encuadernación. El hecho de que se haya conservado prácticamente íntegro hasta nuestros días requiere dejar constancia de las páginas en blanco, así como mencionar aquellas de las que tenemos pequeños vestigios de que existieron y luego fueron arrancadas.

El segundo grupo lo conforman los dibujos incluidos en las cartas a Martín Zapater (cat. 2-19). La más antigua de ellas con dibujo está fechada en 1777 y la última en 1802. Aunque un buen número de cartas traspasan el marco cronológico de este volumen, se ha preferido mantener su unidad conceptual, reforzada también por la ausencia de evolución estilística en un tipo de dibujos estrechamente asociados a un texto y en los que es difícil poder apreciar cambios formales.

Francisco de Goya-5
Carta de Goya a Martín Zapater. s/f [2 agosto 1794?]
El tercer bloque está dedicado a los dibujos para pinturas y se subdivide en dos conjuntos. El primero incluye los dibujos preparatorios para cartones de tapices realizados entre 1775-1788 (cat. 20-28). El segundo referencia los dibujos restantes relacionados con pinturas de estos primeros años. Así, coloca en primer lugar los preparatorios para los frescos de la basílica del Pilar de Zaragoza (cat. 29-31), realizados en 1772. A continuación, aparecen aquellos otros vinculados con pinturas conocidas (cat. 32-34). Por último, contienen estudios para pinturas no realizadas o desconocidas.

Los dibujos para grabados constituyen el cuarto grupo del catálogo. Se han organizado en tres conjuntos. En el primero, figuran los relacionados con aguafuertes de su invención realizados al comienzo de su carrera, entre 1772 y 1780 (cat. 37-42). El segundo reúne todos los preparatorios para su serie de los aguafuertes de pinturas de Velázquez, realizados entre 1776 y 1792, aproximadamente. En este grupo el orden sigue un criterio cronológico, independientemente de que se conserve o no la obra. Por último, los dibujos de encargo que Goya hizo entre 1777 y 1794, aquellos que fueron utilizados por otros grabadores profesionales para realizar grabados con la técnica académica de la talla dulce (cat. 67-70). Finalmente, en el apartado de varios, aparece una academia (cat. 71), junto a otros dibujos rechazados [R], que por sus características no pueden incluirse en ninguno de los grupos anteriores.

A este volumen, le seguirán otros tres que estudiarán de forma cronológica sus libros de dibujos (A-H), los dibujos preparatorios para sus series de estampas (Caprichos, Desastres de la guerra, Tauromaquia y Disparates), así como el resto de dibujos singulares o los que forman series para diferentes proyectos. Finalmente, la publicación completa del “Catálogo razonado de los dibujos de Goya” culminará con el Volumen I, que reunirá los estudios de los resultados de las investigaciones y en donde quedará plasmado el conocimiento alcanzado por el equipo de trabajo a través de la catalogación de los dibujos. En ese primer volumen se analizará la técnica, el valor funcional del dibujo en el proceso creativo de pinturas y estampas, el evidente carácter secuencial de muchos de ellos y su sentido ideológico, así como la historia de su dispersión y coleccionismo.

Junto a la edición del catálogo razonado (5 tomos), el proyecto también contempla la realización de dos exposiciones temporales. La primera tuvo lugar en el Centro Botín coincidiendo con la apertura del centro de arte. La segunda se celebrará en el Museo Nacional del Prado en noviembre del año que viene, coincidiendo con la conmemoración del bicentenario de la pinacoteca.

La Fundación Botín y la investigación sobre el dibujo español

El empleo del dibujo, no sólo como herramienta académica para ensayo y tanteo de obras de mayor empeño en el campo de la pintura, la escultura, la arquitectura o el grabado, sino como expresión artística de entidad autónoma, define buena parte de la personalidad creadora de los más grandes artistas de todos los tiempos. Sin embargo, en algunos casos han estado ocultos en las carpetas y álbumes de museos y coleccionistas esperando el necesario estudio, ordenación y catalogación que propicie la puesta en valor de su importancia en la dimensión creativa de sus autores.

La Fundación Botín inició en 2006 una línea sistemática de investigación encaminada al conocimiento y la difusión del dibujo en el arte español, habiendo publicado desde entonces relevantes catálogos razonados dedicados a algunos los artistas españoles más destacados de los siglos XVIII y XIX, como Eduardo Rosales (1836-1873), Antonio del Castillo (1616-1668), Pablo Gargallo (1881-1934), Alonso Cano (1601-1667), Mariano Salvador Maella (1739-1819), José Gutiérrez Solana (1886 – 1945) y Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682).

La alianza estratégica de la Fundación Botín con el Museo Nacional del Prado en torno a los dibujos de Goya da continuidad a este relevante proyecto que otorga al dibujo la dimensión que merece en el campo de las artes plásticas. Además, la programación artística del Centro Botín refleja, desde su apertura, este objetivo de la Fundación. Claro ejemplo de ello fue la exposición de apertura “Ligereza y Atrevimiento. Dibujos de Goya” o una amplia selección de dibujos de Julie Mehretu que, como parte de su exposición “Julie Mehretu. Una historia universal de todo o nada”, permitieron descubrir la importancia que el dibujo tiene para la propia artista. Además, el próximo año abrirá sus puertas al público “El grito silencioso. Dibujos de Millares”, una exposición que será comisariada por Mª José Salazar y que incide nuevamente en esta línea continuista.

www.fundacionbotin.org

6 diciembre, 2018

0 COMENTARIOS EN "Catálogo razonado de los dibujos de Francisco de Goya"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.