Fundación MAPFRE ha presentado en Madrid, la exposición Brassaï
Liceus - Especialistas en Formacion Online en HUMANIDADES

Setup Menus in Admin Panel

Brassaï llega a Madrid

Fundación MAPFRE ha presentado el 29 de mayo, la exposición Brassaï, que propone un profundo recorrido por la trayectoria de este famoso fotógrafo nacido en Brassó, (Transilvania, Rumania), que durante el período de entreguerras, enriqueció enormemente el potencial de la fotografía como forma de expresión artística.

Organizada en 12 secciones temáticas, la muestra está compuesta por más de 200 piezas (fotografías de época, varios dibujos, una escultura y material documental). Las dos secciones, dedicadas al París de los años treinta, son las grandes protagonistas.

Fundación MAPFRE propone un exhaustivo recorrido por la trayectoria de este famoso fotógrafo francés de origen húngaro cuyo trabajo contribuyó a la definición del espíritu de la ciudad de París en la década de 1930.

Brassaï fue una de las figuras más destacadas de entre los fotógrafos europeos y americanos cuyo trabajo, en el período de entreguerras, enriqueció enormemente el potencial de la fotografía como forma de expresión artística.

Empezó a fotografiar en 1929 o 1930, y durante la década de 1930 mantuvo una intensa actividad. Su tema principal fue la ciudad de París, a la que se trasladó en 1924 con intención de dedicarse a la pintura. Hacia el final de la guerra, el centro neurálgico de la vanguardia parisina había emigrado desde Montmartre hasta Montparnasse, donde la mayoría de los artistas, una gran comunidad internacional, vivían como en una gran familia. Brassaï sentía fascinación por la capital francesa; en alguna ocasión llegó a decir que había comenzado a hacer fotografías para expresar su pasión por la ciudad de noche, si bien su obra pronto se llenó de retratos, desnudos, naturalezas muertas, imágenes de la vida cotidiana, rincones pintorescos y monumentos captados también de día.

Se ganó un lugar importante entre los pioneros de la fotografía moderna gracias a su confianza en el poder de un estilo fotográfico franco y directo para transformar lo representado, así como a su talento para extraer de la vida cotidiana imágenes icónicas de gran potencia.

La presente muestra recorre su trayectoria a través de más de doscientas piezas (fotografías de época, varios dibujos, una escultura y material documental) agrupadas en doce secciones temáticas. De ellas, las dos dedicadas al París de los años treinta son las grandes protagonistas.

Producida por Fundación MAPFRE y comisariada por Peter Galassi, conservador jefe del Departamento de Fotografía del Museum of Modern Art de Nueva York desde 1991 a 2011, es la primera exposición retrospectiva de Brassaï organizada desde el año 2000 (Centro Pompidou) y la primera que tiene lugar en España desde 1993.

Cuenta con el préstamo excepcional del Estate Brassaï Succession (París) y con otros préstamos procedentes de algunas de las más importantes instituciones y colecciones particulares de origen norteamericano y europeo: The Art Institute of Chicago, The Museum of Fine Arts (Houston), The Metropolitan Museum of Art (Nueva York), The Museum of Modern Art (Nueva York), el Musée National d’art moderne-Centre Pompidou (París), The Philadelphia Museum of Art, The San Francisco Museum of Modern Art, David Dechman y Michel Mercure, ISelf Collection (Londres), y Nicholas y Susan Pritzker.

Tras su paso por Barcelona y Madrid se expondrá en el San Francisco Museum of Modern Art (SFMOMA) (del 17 de noviembre de 2018 al 17 de febrero de 2019).

EL FOTÓGRAFO.

BRASSAÏ (Gyulá Halász, 1899 – 1984)

 Brassaï, pseudónimo de Gyulá Halász, nació en 1899 en Brassó, Transilvania (hoy Braşov, en la actual Rumania), lugar de donde procede el nombre que más tarde escogería para firmar sus fotografías (“Brassaï” significa, literalmente, “de Brassó”).

Tras estudiar arte en Budapest y Berlín se trasladó a París, y muy pronto comenzó a obtener ingresos esporádicos y una cierta reputación vendiendo artículos y caricaturas a periódicos alemanes y húngaros. Las fotografías estaban sustituyendo rápidamente a las ilustraciones tradicionales en periódicos y revistas, y el trabajo de Halász para estas publicaciones le llevó a improvisar una agencia fotográfica en la que él era el único empleado. Al principio les proporcionaba imágenes hechas por otros fotógrafos, pero más tarde por él mismo. Así abandonó la práctica de la pintura y la escultura, disciplinas por  las cuales, sin embargo, mantendría un gran interés y a las que regresaría durante su carrera.

Hacia 1900, la valoración de la fotografía se limitaba a su capacidad para emular la apariencia de las artes más tradicionales. No fue sino hasta los años 1920 y 1930 que una nueva generación rechazó tal enfoque y comenzó a explorar el potencial artístico de las fotografías comunes y corrientes. Cuando esta tendencia comenzó a alcanzar un amplio reconocimiento en la década de 1970, Brassaï sería reconocido como una de sus principales figuras.

Durante la ocupación alemana de París, dejó de hacer fotografías, volvió al dibujo y empezó a escribir. En 1949 obtuvo la nacionalidad francesa. Después de la guerra, volvió a dedicar parte de su tiempo a la fotografía y viajó regularmente por encargo de la revista norteamericana Harper’s Bazaar. Murió en Beaulieu-sur-Mer (Francia) en 1984, sin haber regresado nunca a su ciudad natal.

http://exposiciones.fundacionmapfre.org/brassai

Brassaï en Barcelona

 

30 mayo, 2018

0 COMENTARIOS EN "Brassaï llega a Madrid"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.